Sexología y terapia de parejas

La educación afectivo-sexual nos hace libres, capaces de amar y disfrutar

Para qué sirve la Sexología y la terapia de pareja:


– Para no proyectarte en los demás y relacionarte mejor en pareja.
– Para mejorar tu erótica y tu sexualidad.
– Para aprender a comunicarte en pareja.
– Para solucionar conflictos de pareja.
– Para sanarte después de una ruptura.
– Para aprender a desapegarte y a vivir en interdependencia.

En qué se basa la terapia de parejas

La ley del espejo es una de las primeras cosas que vemos en terapia: la pareja es el espejo en el que vemos nuestras partes negadas.

El objetivo en Terapia de Pareja es establecer las necesidades de cada miembro para que, a través de una comunicación afectiva y efectiva, sean capaces de organizar un modelo relacional propio y satisfactorio que favorezca su salud y bienestar.

La ley del espejo es una de las primeras cosas que vemos en terapia: la pareja es el espejo en el que vemos nuestras partes negadas.

Elegimos inconscientemente a aquella persona que nos enseña lo que nos falta ver de nosotros mismos

¿Qué es lo que más  te enfada de tu pareja?¿Qué es lo que más te irrita, lo que no soportas?


Pues esto mismo es lo que tú te tienes que trabajar.

Las parejas se separan por los mismos motivos que se unen. Y es que en un principio eso que parecía complementarte ahora es una amenaza. Si tu pareja era muy responsable y te parecía genial, ¿Cómo puede ser que ahora te parezca obsesiva e inaguantable? Al principio la diferencia te agrada, pero ahora que el enamoramiento decae, te peleas por las mismas cosas que antes os habían acercado. Y es que en tu pareja ves aquella parte tuya que necesitas integrar y de no hacerlo te pelearás contigo mismo excusándote en tu mejor maestro, tu compañer@.

La pareja es un espejo donde veo mis partes negadas y la clave es desarrollar esos aspectos en mí. Enamorarse es amar las coincidencias y amar es enamorarse de las diferencias.

La terapia de pareja se centra en conseguir el buen funcionamiento del vinculo amoroso o la buena separación de dicha pareja.

La psicología pone al servicio de la pareja distintas técnicas para facilitar la comunicación, para reaprender a entenderse, borrar malos hábitos y actualizar la actitud y la filosofía que hay detrás de la palabra amor.

La terapia de parejas nos ayuda a reorganizarnos  a  hablarnos con respeto y dejar los trapos sucios atrás. La terapia le toma el pulso a la situación, a lo que es negociable y a lo que no.

La terapia de pareja pone encima de la mesa los valores de cada uno, lo que es importante para cada cual y la filosofía de vida que cada uno tiene.

Este proceso trata de proporcionar recursos de comunicación interna y externa para no proyectarle al otro lo que es mío a la vez que aprendo a ser mas elegante en la relación y aprendemos a hablarnos con intenciones positivas.

Muchos de los problemas de pareja se deben a la desinformación, a la incomprensión de lo que nos ocurre a nivel individual y en la relación. También tiene que ver con las a falsas creencias sobre el amor, y falta de regulación emocional individual y en general, a la distorsión de lo que significa amar.

Los problemas sexuales son multicausales en algunos casos detrás de estas situaciones esta tanto la influencia de la cultura o la influencia de lo social, el querer demostrar, la falta de autoestima.

Para qué sirve la sexología


La terapia sexual es un tipo de psicoterapia centrada en un motivo de consulta relacionado con lo sexual.

La terapia sexual es por un lado informativa y educativa ya que en muchos casos estamos educastrados y mantenemos creencias falsas sobre el sexo que generan angustia. La ansiedad y el temor acaba manifestándose con una disfunción. Por otro lado, también tiene que ver con vivencias específicas que condicionaron el aprendizaje de la conducta afectiva y sexual en las personas.

Y por supuesto hay también aspectos emocionales, estructurales e inconscientes que aparecen detrás de los síntomas que se manifiestan.

Los problemas sexuales son multicausales en algunos casos detrás de estas situaciones esta tanto la influencia de la cultura o la influencia de lo social, el querer demostrar, la falta de autoestima. También nos influye la cultura del éxito y del rendimiento sexual mezclada con la herencia de la cultura castradora que vivieron las generaciones anteriores. En otros casos influye la relación que hayamos tenido con nuestros padres y la relación de nuestros padres entre ellos.

Detrás de nuestros males sexuales también puede estar nuestra personalidad en su mala forma, otros programas inconscientes heredados y como no, también nuestra mala gestión emocional y del pensamiento, que nos impide disfrutar del contacto con el otro  en el presente.

Casos frecuentes en la consulta de sexología

Dentro de la terapia sexual se trabajan todas las dificultades posibles en este terreno:

  • Disminución y falta de deseo sexual: Deseo Sexual Inhibido
  • Disfunción de la erección: Dificultades para la excitación y la erección
  • Eyaculación Precoz: Problemas derivados de la velocidad en la respuesta sexual
  • Ausencia o dificultad en alcanzar el orgasmo: Anorgasmia, Eyaculación Retardada
  • Dolores durante la penetración o imposibilidad de la penetración: Dispareunia y Vaginismo
  • Adicción sexual: Otros problemas psicológico-sexuales.
  • Agresiones o abusos sexuales.
  • Falta de habilidades sexuales.
  • Desinterés sexual o problemas derivados de la monotonía de la pareja.
  • Adicción al sexo.
  • Disforia de género.
  • Parafilias
  • Miedo o aversión al sexo.
Individual
60
Pareja
65
Online
45